Más artículos

Tyson, una vida llena de compras compulsivas: desde bañeras de oro hasta tigres de bengala

Tyson, una vida llena de compras compulsivas: desde bañeras de oro hasta tigres de bengala
Con solo cinco años de carrera profesional, el excampeón mundial de boxeo se enfrentó a las consecuencias de una vida llena de excesos
Por iProfesional
03.03.2021 19.50hs Actualidad

Además de ser uno los mayores campeones de boxeo en la historia de los peso pesados, Mike Tyson tuvo una vida llena de escándalos, entre los que se incluyeron la cárcel y una vida llena de lujos

Luego de haber retomado en el ring (en agosto de 1995), el aún en ese entonces boxeador se dedicó a un período de compras compulsivas, entre los que se incluyeron un collar de diamántes de 7 millones de dólares y una bañera de oro de 2,3 millones de dólares. También gastó 60.000 dólares en alfombras de lujo, 300.000 dólares en viajes en limusina y 400.000 dólares en el mantenimiento de sus gatos y palomas.

Entre las cosas más insólitas, también tuvo 3 tigres de bengala, a los que llamó Kenia, Storm y Boris, y con los que compartió fotos en sus redes sociales.

Pero solo los tuvo unos años ya que debió venderlos porque uno de ellos le arrancó el brazo a una persona. En una conversación por Instagram con el rapero Fat Joe, le preguntó al excampeón si era verdad que su tigre se había escapado de su jaula y había atacado a un vecino, a lo que Tyson contestó: "No, no, no, Joe, eso no es lo que pasó. Alguien saltó por encima de la verja donde estaba el tigre y empezó a jugar con él. El tigre no conocía a la chica así que fue un accidente malo. Saltó dentro de la propiedad donde estaba el tigre. Intentaron (demandarlo) hasta que descubrieron que ella saltó la cerca. Cuando vi lo que el tigre hizo con su mano le di 250.000 dólares, lo que fuera porque ella estaba jodida".

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Mike Tyson (@miketyson)

Pero esos no fueron sus únicos excesos. Tyson se mantuvo invicto durante 37 peleas, hasta que el 11 de febrero de 1990, cayó ante Buster Douglas.

"El 8 de enero de 1990 subí a un avión para volar a Tokio. Pateando y gritando. No quería pelear; todo lo que me interesaba en ese entonces era salir de fiesta y tener sexo con mujeres. No consideré a Douglas como un gran desafío. Ni siquiera me molesté en ver ninguna de sus peleas en video. Yo había vencido fácilmente a todos los que lo habían noqueado", contó el excampeón 31 años después.

Ya ahí estaba comenzando a enfrentar las consecuencias de una vida de descontrol. "Además de tener sexo con las sirvientas, estaba viendo a esta joven japonesa con la que había tenido relaciones la última vez que estuve en Japón. Robin (la esposa de Tyson) salía de compras y yo bajaba a la parte trasera del hotel donde esta joven tenía una habitación. Así que ese fue mi entrenamiento para el combate con Douglas", reveló.

Jubilado
Mike Tyson tuvo una vida llena de escándalos

"El cannabis me salvó de mí mismo"

Tyson, de 54 años, quien en su época de boxeador llegó a ganar 584 millones de dólares tras 56 combates, creó su propia empresa de plantación de cannabis, por la que recibe ingresos de 500.000 dólares mensuales. Para ello debió trasladarse a California -en donde el cultivo de cannabis y el consumo de marihuana es legal- para establecer su plantación denominada "Tyson Ranch".

El expugilista estadounidense, como muchas otras superestrellas del deporte, despilfarró su dinero y en 2003 se vio obligado a declararse en quiebra, con una deuda de 28 millones de dólares, señaló el sitio Cheatsheet.com.

Su aprecio por el cannabis como medicina se remonta a más de dos décadas. "A mis 30 años, el cannabis me salvó realmente de mí mismo. Los beneficios para la salud eran muy claros. Como siguió salvándome, supe que todo el mundo necesitaba este tipo de medicina", explicó.

Tyson describió el efecto del cannabis en sus lesiones a lo largo de su carrera: "Llevo más de 20 años luchando y mi cuerpo tiene mucho desgaste. Tuve dos cirugías y usé la marihuana para calmar mis nervios, y me quitaba el dolor. Antes me tenían con opiáceos, y me jodían la vida".

Las ganancias que Tyson embolsa cada mes son el eje de las notas que diversas páginas norteamericanas dedican al tema, como así los gastos por unos 40.000 dólares que el exboxeador declaró ya que suele invitar a muchos amigos que consumen sus productos.

Ahora el excampeón creo la Tyson Holistic Holdings, que se compone de dos empresas distintas: Tyson Holistic y Tyson Ranch. La primera invierte en empresas que trabajan con productos de cáñamo y Tyson Ranch consiste en productos derivados del cannabis.

Los mayores impulsores de las ventas de Tyson Ranch son sus flores de cannabis de primera calidad -cultivadas localmente- además de vender comestibles, como un refresco espumoso y un analgésico tópico desarrollado por el propio Tyson que está clínicamente probado para aliviar la artritis, las articulaciones y el dolor muscular.

Tyson también golpea fuerte en el negocio del cannabis.
Tyson también golpea fuerte en el negocio del cannabis.

Tyson: a qué le temía el gran campeón

Recientemente, Tyson concedió entrevistas, apariciones, a diferentes medios, como en la emisora de radio Westwood One Sports o en el podcast Hotboxin, en el que ha vuelto a explicar algunos aspectos de una vida que ha dado para varios documentales, libros, reportajes y películas. En Hotboxin recordó uno de los pasajes más delicados por los que ha pasado en su vida, tal como él mismo señaló.

Tyson recordó una situación que vivió en una velada que iba a compartir con Tommy Morrison, conocido por su papel Tommy ‘Machine’ Gunn en la película ‘Rocky V’ junto al actor Sylvester Stallone. "Siempre había tenido miedo de hacerme la prueba del SIDA. Estaba a punto de pelear y Morrison era el boxeador cabeza de cartel, y entra un médico amigo mío a mi vestuario y me dice que él no iba a pelear esa noche y que no creía que fuera a pelear nunca", explicaba ‘Iron Mike’.

Tyson pensó en aquel instante que la no presencia de Morrison era debido a una lesión, pero el médico le dijo: "No, Mike, ya lo descubrirás".

Y el propio Tyson añadía poco después. "Tenía VIH y por eso cancelaron su pelea. Yo estaba hecho un lío. Si él se contagió… Sé que él no se metía en más líos que yo. Pensaba que estaba muerto".

Lo cierto es que Tommy "El Duque" Morrison, tras once años de inactividad regresó al ring en el 2007, venciendo por KO a John Castle en el segundo asalto. Los años siguientes sólo disputó dos peleas más, y ambas las ganó; hasta que en el 1 de septiembre de 2013 Morrison fallecía. La causa de la muerte fue una acidosis respiratoria y metabólica e insuficiencia orgánica múltiple, enfermedades derivadas de ser portador del VIH.

No obstante, Trisha Morrison, la mujer con la que se casó en el año 2011 y que estuvo a su lado hasta el final, dijo en más de una ocasión que su marido había muerto por el síndrome de Guillain-Barré, una enfermedad neurológica, y no a causa del VIH.

El día que Tyson encontró a su esposa con Brad Pitt

El campeón mundial de boxeo Mike Tyson compartió una curiosa (y divertida) anécdota del día que conoció a Brad Pitt. Esa revelación está incluida en su libro autobiográfico titulado "Undisputed Truth", así como en el programa "The Real".

Todo ocurrió en 1989. En entonces el boxeador y Robins Givens, su esposa en aquella época, estaban divorciándose, pero mantenían aún encuentros sexuales.

"Un día tenía que ir a la oficina de mi abogado, pero decidí pasar por la casa de Robin por un ‘rapidito’. Qué puedo decir, yo era joven y la extrañaba", blanqueó Mike Tyson.

 

El ex pugilista contó que al llegar al domicilio de Givens no tuvo respuesta por lo que se disponía a regresar a su casa. Sin embargo, fue ahí cuando la vio llegar acompañada de Brad Pitt. "Ahí pensé: ‘mier… hoy no tendré ningún rapidito’", dijo entre risas.

Mike Tyson también expresó que al verlo la estrella de Hollywood entró en pánico y le rogó que no lo fuera a golpear. "Debió haber estado ebrio o algo, pero me imploraba que no le pegara y me decía que sólo estaban repasando un libreto", añadió.

El ex boxeador confesó que aunque no conoció al famoso actor de la mejor forma, le pareció que una persona amigable.

"No estoy enojado con Brad, de ninguna manera. Claramente no le guardo rencor porque, si así fuese, ya no estaría vivo", afirmó.

Sin embargo, Robin Givens deslegitimó la versión de su ex en una entrevista con Wendy Williams. También dijo que su ruptura con Brad Pitt no fue por causa de Mike Tyson.

 

La artista dijo que había conocido al protagonista de "El Curioso Caso de Benjamin Button" en una clase de actuación y que la decisión de terminar su relación fue porque en ese momento ambos se estaban tomando en serio su trabajo.

Temas relacionados