El Gobierno pierde pulseada por cierre de escuelas: habrá clases presenciales en casi todo el país

El Gobierno pierde pulseada por cierre de escuelas: habrá clases presenciales en casi todo el país
En la Ciudad, la Justicia acaba de exigir la apertura de las aulas desde este lunes. En la mayoría de las provincias se mantiene la presencialidad
Por iProfesional
18.04.2021 20.52hs Actualidad

El Gobierno, ante la escalada de contagios de Covid, tomó una medida que generó polémica: cerrar las escuelas. 

La "gravedad de la situación epidemiológica" en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) por el "crecimiento exponencial" de casos de coronavirus, y la necesidad de adoptar medidas para disminuir la circulación y el uso del transporte público fueron los argumentos señalados en el decreto de necesidad y urgencia (DNU) dictado por el Gobierno nacional para explicar la decisión de suspender por 15 días las clases presenciales en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) durante dos semanas.

Así quedó establecido en los considerandos del DNU 241/2021 publicado el viernes pasado en el Boletín Oficial con la firma del presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el resto de los ministros.

"Se reconoce sin dudas la importancia de la presencialidad en la actividad escolar, pero la situación epidemiológica en el AMBA demuestra una gravedad que exige la adopción de medidas inmediatas para disminuir la circulación de las personas, con el fin de disminuir, también, la velocidad en el crecimiento de los contagios", dice el DNU en sus considerandos.

Sin embargo, desde que Alberto Fernández decretó el cierre de las escuelas, apenas tres provincias (Formosa, Catamarca y La Roja), decidieron aplicar en sus territorios los mandado por el Presidente de la Nación, a lo que se suma Santa Cruz, que nunca regresó a la presencialidad. 

Jurisdicciones grandes, Córdoba, Santa Fe y Mendoza mantienen el esquema de presencialidad en las aulas. En San Juan, los chicos seguirán yendo a clase. En Tucumán, Jujuy y Salta, también consideraron que están dadas las condiciones para seguir con las escuelas abiertas.

Lo mismo ocurre con Misiones y Santiago del Estero. En Chaco implementaron tres niveles distintos de clases: con restricciones, con presencialidad mínima y con presencialidad cuidada. 

Diferente es el caso de la provincia de Buenos Aires: el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, advirtió este domingo que serán sancionados aquellos colegios que abran sus puertas este lunes en el conurbano bonaerense en abierto desafío al DNU del Gobierno nacional. 

Revés en la Ciudad por las clases

Ahora, Alberto Fernández sumó un nuevo revés: la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo de la ciudad de Buenos Aires emitió  un fallo que ordena la habilitación de las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires, en detrimento del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que firmó el presidente Alberto Fernández el viernes pasado que dispuso el cierre de las aulas por dos semanas.

La votación del tribunal que integran los jueces Marcelo López Alfonsín, Laura Alejandra Perugini y Nieves Machiavelli fue unánime, y la medida se hará efectiva este lunes ya que el Gobierno nacional no puede recusar, por no formar parte del caso.

En la mañana de este domingo la fiscal ante la Cámara de Apelaciones de la Ciudad, Karina Cichero, había resuelto a favor del pedido de dos organizaciones no gubernamentales para mantener las escuelas abiertas a contramano del decreto del Gobierno.

El recurso había sido presentado por un grupo de docentes enrolados en la ONG Abramos las Escuelas y el espacio Centro de Estudios de Políticas Públicas, que consideraban que era prioritario sostener las clases pese a la escalada de contagios en el AMBA.

La medida de suspensión de clases presenciales por dos semanas había provocado el rechazo de sectores de la oposición y de grupos de padres preocupados por la educación de sus hijos.

La votación del tribunal fue unánime y las escuelas de la Ciudad deberán abrir

Cientos de vecinos salieron a las calles en distintos barrios de la Ciudad y de la zona norte del conurbano para exigirle al Gobierno que de marcha atrás con la medida, organizando cacerolazos espontáneos.

El Gobierno de la Ciudad sostuvo que las escuelas no son focos de contagio y presentó una acción declarativa de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema para anular el decreto presidencial.

También intentó torcer la voluntad de Alberto Fernández, quien tomó una decisión que sorprendió inclusive a integrantes de su propio Gabinete.

El argumento del Gobierno nacional tenía que ver no tanto con los contagios que pudieran generarse en las aulas, donde existen protocolos para que eso no suceda, sino en la circulación que iba a generar una mayor demanda de transporte público para llegar a las escuelas.

El Gobierno de la Ciudad modificó su postura respecto del año pasado, cuando acordó con el Gobierno nacional la suspensión de las clases presenciales frente a la incertidumbre que generaba la irrupción de la pandemia en el país, por lo que no hubo una judicialización del tema.

La prohibición del dictado de clases presenciales alcanzaba a 2.359 escuelas que abarcan un total estimado de 600.000 alumnos.

Temas relacionados