01.12.2021
DÓLAR
100.00 / 106.00 0.00%
BLUE
198.50 / 201.50 0.25%

"Para nosotras ya está esclarecido que a Alberto Nisman lo mataron", sostiene Sandra Arroyo Salgado

"Para nosotras ya está esclarecido que a Alberto Nisman lo mataron", sostiene Sandra Arroyo Salgado
La jueza de San Isidro y exesposa del fiscal que denunció a Cristina Kirchner relató el impacto que generó en sus dos hijas la muerte de su padre
Por iProfesional
17.10.2021 20.42hs Actualidad

La jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado recordó la muerte del padre de sus hijas, a más de seis años del hecho, y planteó: "Para nosotras ya está esclarecido que a Alberto Nisman lo mataron. Respecto de los responsables, confío en la Justicia".

Además, apuntó contra un sector de los funcionarios judiciales por la falta de apoyo hacia el camino que el fiscal dejó abierto: "Nos impacta con dolor que otros magistrados entiendan que no hay que investigar la causa que llevaba Alberto Nisman. Él puso en riesgo su vida".

Arroyo Salgado, en tanto, recordó, en declaraciones radiales a FM Millenium: "Lo que sucedió nos cambió a mis hijas y a mí muchísimo. Mis hijas tenían 15 y ocho años y las impactó. Iara de 15 años maduró de golpe, por momentos era como mi mamá y me apuntalaba. Kala transitó la pérdida sin poder expresar sus emociones".

"Lo que sucedió nos cambió a mis hijas y a mí muchísimo"

Aquel 18 de enero de 2015, la jueza se encontraba con sus hijas en París para celebrar el cumpleaños de 15 de Iara. "Recibo un llamado en el que me decían que Alberto no respondía los llamados y el timbre, y a partir de ahí mis hijas empezaron a vivir conmigo la intuición de que algo grave estaba pasando", sostuvo.

"Fue una tragedia que nos cruzó y nos cambió muchísimo. Iara maduró de golpe", comentó sobre la mayor de sus hijas. "Mis hijas vivieron la muerte de su padre en forma directa, era imposible preservarlas, imposible de ocultar", reconoció.

Sobre la causa

En cuanto a la causa, afirmó: "Desde que supe que había un arma en el lugar mi primera intuición fue que esto había sido un homicidio". Así, convencida, dijo: "A Alberto Nisman lo mataron. Eso es lo que sostiene la justicia con el último informe pericial en forma oficial".

"Lo que a nosotros nos movilizó siempre fue saber qué pasó detrás de la muerte de su papá. Eso era lo más importante", expresó. Y, con respecto a su participación en la causa, aseguró que no se retiró de la querella por miedo, sino "por una decisión personal", ya que le produjo "un desgaste emocional".

En ese sentido, explicó que su objetivo principal siempre fue esclarecer los hechos. "Ni mis hijas ni yo buscamos venganza, pero tampoco no pienso que aquellas personas que deciden continuar en una investigación no siento que sean vengativas", dijo.

"Alberto Nisman no era una persona más, estaba investigando un atentado terrorista, había denunciado a la entonces presidenta de la Nación. La tragedia ocurrida respecto de él sin duda tuvo un impacto político internacional, y a partir de allí no se pudo preservar que la investigación no se viera contaminada de estas cuestiones", consideró la jueza federal de San Isidro.

"A Alberto Nisman lo mataron. Eso es lo que sostiene la justicia con el último informe pericial en forma oficial"

"No siempre la Justicia da respuesta, mis hijas lo saben y confían en el juez de la investigación de la muerte de su papá", precisó Arroyo Salgado. En ese sentido, confirmó que participan de forma activa al ponerse a disposición.

En cuanto a la causa por el festejo del cumpleaños de Fabiola Yañez en la quinta de Olivos, sostuvo: "No es una elección que una pueda realizar cuando es juez. Soy juez federal en San Isidro y tengo un deber funcional. Yo debo hacer mi trabajo de acuerdo a lo que manda la Constitución y no puedo elegir qué casos. No me van a condicionar lo que digan".

Y agregó: "No puedo trabajar condicionada por lo que aparezca o no en la tapa de los diarios o por lo que diga tal o cual funcionario o periodista. Tengo un deber funcional como juez, no elijo que casos tener o no tener. Debo cumplir con mi trabajo y en base a ello resuelvo. No quiero dejar de afrontar el trabajo que tengo que afrontar. Ahora esta cuestión está en manos de mis superiores a ver quién va a intervenir, y lo que ellos resuelvan será lo que se cumpla".