Revival del 2018: por qué nos dirigimos a un escenario de salto del dólar

Revival del 2018: por qué nos dirigimos a un escenario de salto del dólar
En el año 2021 estamos viviendo un revival de aquella época. Si el Banco Central sigue financiando al Tesoro, el desenlace no va a ser positivo
Por Salvador Di Stéfano
05.08.2021 16.22hs Economía

En el año 2018, la deuda del Banco Central superaba a la base monetaria y al stock de reservas, la consecuencia fue un salto en el tipo de cambio. En el año 2021, estamos viviendo un revival de aquella época. Si el Banco Central sigue financiando al Tesoro terminamos mal.

En el año 2018 un mix de situaciones internacionales, climáticas y locales impulsaron una brusca devaluación del peso argentino. En el año 2017 el tipo de cambio estaba en $17,0, pasó a niveles de $40,0 en el año 2018 y en la actualidad el dólar MEP vale $170,0, esto implica 10 veces lo que valía en el año 2017.

En el año 2018 la guerra comercial entre Estados Unidos y China generaron un sismo en el mundo emergente. China comenzó un proceso de devaluación del yuan, se cerraron los mercados emergentes al crédito externo, el clima jugó una mala pasada con una sequía que dañó los cultivos e hizo mermar el ingreso de dólares. Todo esto hizo que Argentina colapsara, el signo monetario se devaluó, aceptamos un crédito con el FMI y la actividad económica inicio un derrotero bajista que perdura hasta hoy. Cualquier parecido con la actualidad es mera coincidencia. Entre el cuarto trimestre del 2017 y el primer trimestre del año 2021 el PBI cayó el 13,5%.

En agosto del año 2021, tendríamos la posibilidad de salir de la pandemia. China vuelve a tener conflictos comerciales con Estados Unidos, luego de compras masivas de materias primas ingresó en un compás de espera, no generando grandes movimientos en los mercados, el yuan muestra una tendencia a devaluarse contra el dólar.

En Argentina venimos de un año de sequía benigna y vamos a otro año de sequía (probablemente más dañina), a esto hay que sumarle la baja del río Paraná, que probablemente encarezca la salida de mercadería por los puertos de Rosario y haga que los compradores dejen de elegirnos al encontrar en el mundo oportunidades de compra con una logística mucho más económica.

El Banco Central en el año 2018

En el año 2018, las reservas lograron mantenerse ante el cambio de financiador, pasamos de financiarnos en los mercados internacionales al FMI. Lo que cambió ese año es que el Banco Central República Argentina (BCRA) dejó de emitir Lebac, que las colocaba en el mercado al público en general, y comenzó a emitir Leliq, que solo eran colocadas a bancos.

Recordemos que el BCRA, desde el año 2016 en adelante, comenzó a tener un gran ingreso de dólares. Para no expandir la base monetaria, cuando inyectaba pesos, los retiraba del mercado vía la colocación de Lebac, manteniendo equilibrada dicha posición, mayores reservas sobre Lebac en el mercado. Este delicado equilibrio se desmadró en agosto de 2019 con el triunfo de Alberto Fernández en las PASO y en un solo mes las reservas cayeron de u$s67.900 millones a u$s54.100 millones. Cuando Alberto Fernández asumió, en diciembre de 2019, las reservas se ubicaban en u$s43.785 millones.

El salto del tipo de cambio en el año 2018 comenzó cuando el stock de deuda (Lebac más Leliq más pases) del BCRA superaba ampliamente a la base monetaria y, en el mismo momento las Lebac, Leliq y pases, medidos en dólares, superaban a las reservas.

El dólar MEP se convirtió en una buena alternativa de inversión

Pandemia y sin crédito

La llegada de la pandemia encuentra a la Tesorería argentina sin financiador de última instancia, El FMI ya no nos prestaba más fondos, los mercados internacionales estaban cerrados, el mercado interno estaba herido por el reperfilameinto que realizó Hernán Lacunza, por ende, el financiador de última instancia era el BCRA.

El Banco Central República Argentina emite pesos para asistir a la Tesorería y luego, esos mismos pesos, los absorbe vía instrumentos de liquidez, como las Leliq y pases. La diferencia con el año 2018 es que las reservas son cada vez más bajas y no logran respaldar la enorme cantidad de pesos que hay en el mercado.

Las reservas, al 10 de diciembre de 2019, sumaban u$s43.785 millones; al 31 de julio del 2021, se ubicaban en u$s42.582 millones.

Las reservas reales sumaban u$s12.876 millones en diciembre de 2019, y hoy se ubican u$s6.868 millones.

En el año 2019 la tenencia de oro sumabau$s2.684 millones, por ende, las reservas netas eran de U$S 10.192 millones. Al mes de julio 2021, la tenencia de oro suma u$s3.600 millones, por ende, las reservas netas son de u$s3.269 millones.

Cada analista tiene su propio librito, nosotros tomamos las reservas brutas, le restamos los encajes, los créditos internacionales, DEG y el dinero en caja, y esto nos da las reservas reales.

El perro que se muerde la cola

En los últimos 12 meses, el BCRA asistió a la Tesorería en $1.052.702 millones y, en igual plazo, absorbió pesos por $1.567.500 millones porque tuvo que pagar intereses por el stock de deuda que tiene.

En la actualidad el BCRA tiene una base monetaria que suma $2.783.078 millones, y títulos emitidos por el BCRA por $4.115.607 millones, en total los pasivos monetarios suman $ 6.898.686 millones.

Conclusiones

Los títulos emitidos por el BCRA exceden a la base monetaria en un 48%, esto es un verdadero problema, el gobierno esconde pesos y paga deuda para que ese dinero no quede en el mercado generando inflación, paga una tasa promedio del 36% anual. En los últimos 12 meses devengó intereses por un total de $1.047.993 millones, que es el déficit cuasi fiscal del BCRA.

La deuda del BCRA medida en dólares se ubicaría en u$s42.567 millones, este monto iguala al stock de reservas, que se ubica en u$s42.582 millones.

Los pasivos monetarios suman $6.898.686 millones y las reservas u$s42.582 millones, esto nos da un dólar de equilibrio de $162.

Bajo el actual estrés financiero y el círculo vicioso de emisión, financiamiento al Tesoro y absorción, lo más probable es que, tanto la inflación como la tasa de devaluación, sean significativamente más elevadas a futuro.

Por estas razones el dólar MEP es una buena alternativa de inversión, cotiza a $170, muy cerca del valor del dólar de equilibrio, y en un escenario pre electoral, no sería extraño que, antes de las elecciones de noviembre, supere la barrera de los $200.

Salvador Di Stéfano es analista económico y de negocios. Titular de la Consultora Salvador Di Stefano SRL. Twitter: @salvadistefano

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído