Clave antes de invertir tu dinero: lo primero que debés saber para evitar sorpresas, según expertos

Clave antes de invertir tu dinero: lo primero que debés saber para evitar sorpresas, según expertos
Destinar parte de los ahorros a una inversión puede implicar diversos niveles de riesgo. Los especialistas aconsejan considerar estos puntos previamente
Por Pilar Wolffelt
27.02.2021 17.35hs Finanzas

Aunque suene extraño, las emociones y las finanzas van de la mano, ya que, "al igual que en cualquier aspecto de la vida, los factores psicológicos son muy influyentes en las decisiones a la hora de invertir", según señala a iProfesional el director de Del Sur Capital Markets, Fernando Dirazar. Por eso, la hora de incursionar en el mercado de capitales, es muy importante definir el perfil de riesgo del inversor.

"A diferencia de lo que muchos pueden llegar a pensar, las malas decisiones tanto en finanzas como en otros ámbitos, a menudo, no están relacionadas con la falta de planificación o técnica metodológica, sino con la propia psicología", advierte en igual sentido Sergio Morales, asesor financiero autor de la cuenta de Instagram @guiaparainvertir.

Por este motivo, ambos asesores coinciden en que es sumamente relevante que cada inversor reflexione respecto de si el riesgo que está asumiendo es compatible o no con su situación financiera y con sus características de personalidad.

De hecho, hay una serie de lineamientos generales para la caracterización del inversor que todo asesor financiero debe tener en cuenta a la hora de abrir una cuenta en una casa de bolsa.

Los mismos tienen en cuenta la franja etaria, el capital y el objetivo de la inversión, entre otras variables y la Comisión Nacional de Valores (CNV) exige este test (al que se puede acceder a través del sitio www.invertir.gob.ar) a los operadores locales.

En dicho test se realizan preguntas tipo "cuál de las siguientes frases te identifica", incluyendo respuestas como "no conozco ni realicé nunca inversiones" o "no realicé nunca inversiones, pero conozco sobre algunas posibilidades de invertir". 

También, se incluye una pregunta clave: "¿Cuánto tiempo conservaría esta inversión?", ofreciendo como respuestas posibles "menos de 180 días" a "más de 2 años".

El test también suma interrogantes sobre el nivel de preocupación que puede generar la pérdida de valor de la cartera de inversión. 

Este tipo de preguntas obedecen a que, tal como lo sostiene Dirazar, para tomar decisiones financieras "es muy importante tener un buen manejo de las emociones porque, de lo contrario, corremos el riesgo de equivocarnos". 

La clave de evitar sobresaltos es saber cuál es la mejor inversión para mi perfil

¿Cómo saber qué clase de inversor soy?

Cabe aclarar que delinear un perfil acertado no es una tarea sencilla ni totalmente estandarizada, pero tampoco es imposible.

"Para conocer el tipo de inversor que soy se puede realizar un autotest o el asesor financiero puede hacernos una serie de preguntas antes de empezar a trabajar que ayuden a determinar qué tipo de apuestas pueden ser aconsejables para mí", comenta Dirazar.

A lo que Morales agrega que este análisis implica valorar elementos subjetivos —edad, ingresos, experiencia, plazo de inversión, situación patrimonial, entre otros— que son difícil de cuantificar y es por eso que "no existe una clasificación exacta ni perfiles de inversores absolutos".

Los principales interrogantes a responder son:

  • si la persona tiene un perfil de riesgo alto, mediano o bajo y
  • si es inversor de corto, mediano o largo plazo.
Antes de invertir es importante conocer nuestra tolerancia al riesgo

Características: arriesgado vs. conservador

¿Cómo se determina esto? No es una cuestión matemática, pero el especialista indica que, "en términos generales, un perfil arriesgado es un inversor busca los mayores rendimientos posibles y está dispuesto a sentir el vértigo que sea necesario". No le preocupa la pérdida de capital y suele utilizar apalancamiento financiero (caución/deuda) para lograr maximizar el retorno.

Por su parte Dirazar resalta que "tiene que tener una alta cuota de paciencia para poder transitar los momentos en los que el mercado se le viene en contra, de lo contrario, es conveniente operar productos que dan rentabilidad baja  pero segura".

En tanto que aquel más conservador es quien busca una rentabilidad más baja que el promedio, pero que no quiere perder mucha plata.  "Podemos decir que la principal es que es adverso al riesgo", sostiene Morales. Esto quiere decir que procura conservar el capital y sentir el menor vértigo posible.

Y, desde su experiencia, asegura que la educación financiera suele incidir en la capacidad de tolerancia al riesgo. Es decir que, "a medida que uno va teniendo más conocimiento sobre el mercado de capitales se siente más seguro en la inversión que está realizando".

Es importante saber que perder y ganar son parte de ser un inversor

Sin exabruptos, mejor

Otro elemento esencial a tener en cuenta es que son un mito las escenas enfervorizadas que Hollywood nos ha mostrado siempre de operadores casi arrancándose los pelos por una caída en los mercados.  Eso no te hará un mejor tomador de decisiones.

"Los profesionales en finanzas, al igual que los cirujanos, tratamos de abstraernos de las emociones", apunta Morales. Y Dirazar afirma en un sentido similar que "el buen inversor no se enoja cuando caen sus activos, sino que lo toma como algo normal, que puede suceder, y tampoco se pone demasiado alegre cuando suben, exactamente, por el mismo motivo".

Los dos aseguran queel manejo de las emociones se adquiere con la experiencia, la capacitación y el asesoramiento de profesionales idóneos. Sin embargo, nadie nace experto, por lo que es muy importante definir el perfil del inversor previo al inicio de la actividad en los mercados. Ese es, sin dudas, el primer paso para evitar atravesar situaciones que no coincidan con nuestras expectativas o que no estemos preparados para enfrentar.    

Temas relacionados
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído