Inversiones "a la carta": dónde poner los pesos, según cada escenario que prevén expertos

Inversiones "a la carta": dónde poner los pesos, según cada escenario que prevén expertos
En base a las diferentes proyecciones que plantean los analistas, las voces de la City recomiendan opciones para todos los gustos y niveles de riesgo
Por Pilar Wolffelt
05.08.2021 19.16hs Finanzas

En un contexto como el actual en el que, ante la cercanía del proceso electoral el futuro se presenta incierto, hay que pensar bien en qué invertir. Y algo que sostienen todos los asesores financieros es que no existe una respuesta única cuando un inversor pregunta dónde poner el dinero.

En general, hay consenso respecto de que los pesos es recomendable invertirlos y de que la mejor elección dependerá de la tolerancia al riesgo de cada persona y de su visión a futuro para el país.

Así lo confirma Federico Garay, economista y analista de Research en invertirOnline.com, cuando señala que "quedarse con los pesos líquidos es una mala idea dadas las expectativas sobre inflación y devaluación y teniendo en cuenta el costo de oportunidad que representan los rendimientos de los distintos instrumentos de renta fija que actualmente existen en el mercado de capitales".

A la hora de pensar en qué invertir hay que tener en cuenta las variables económicas

¿Cómo elegir dónde poner el dinero?

"Al a hora de pensar en qué inversiones Matías Marsicano, productor bursátil registrado ante la Comisión Nacional de Valores (CNV) y licenciado en Finanzas, recomienda que, "como inversor, lo primero que uno tiene que definir son los futuros escenarios posibles y en función de eso elegir los activos que mejor puedan adaptarse a cada uno".

Para delinear esos telones de fondo posibles para las decisiones de inversión, el especialista detalla que, en Argentina, hay 4 grandes variables a las cuales seguir y diversos grupos de bonos que se ajustan en función de estas: la negociación de deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la política cambiaria, inflación y actividad económica. Y, los tipos de instrumentos a considerar son variables los "Hard Dólar", "Dollar Linked", "Tasa Variable" e "Inflación".

Inversiones "a la carta": bonos

Entonces, ¿dónde posicionarse en términos de inversiones de cara a los últimos 5 meses del año, con elecciones legislativas de por medio?  

Una buena alternativa es apostar a bonos, donde las opciones son de lo más variadas. Por ejemplo, según informa a iProfesional una fuente del mercado, hay opciones para las distintas perspectivas a futuro para el país:

1. Quien apuesta a un repunte de la inflación, puede optar por invertir en el TX23, un bono CER con vencimiento a corto plazo, por lo que es bueno para alguien con poca tolerancia al riesgo, pero "también  hay con vencimiento en los años subsiguientes, según el horizonte de inversión al que se esté dispuesto a apostar" (lo que representa una mayor posibilidad de renta, aunque también más riesgo).

2. Para quien espera una devaluación pos electoral más acentuada, recomienda el bono TV22, que es una opción dollar-linked (atada al dólar) y que también ofrece varias series para elegir.

3. En tanto, para quienes consideran que se va a dar una recuperación del país tiene la posibilidad de comprar AL30, un bono en dólares emitido bajo ley local.

4. Y, aquellos que esperan que se cierre finalmente un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) pueden apostar al bono GD30, también en dólares emitido bajo ley extranjera (de Nueva York).

Marsicano coincide con algunos de estos puntos: afirma que "en un escenario en donde Argentina logra un arreglo con el FMI que le permita reestructurar los pagos y empieza un  camino de recuperación económica, sería conveniente elegir bonos del estado que este muy castigados en su precio actual, dado que un cambio en las perspectivas y un arreglo con el FMI traerían aparejadas mejoras en sus paridades". 

En ese sentido, menciona los "hard dollar", como pueden ser todos los de toda la gama de AL o GD (29, 30, 35, 38), que pueden dejar un buen rendimiento.

Otro posible escenario que imagina sería un salto en el ritmo de devaluación oficial post elecciones. Para quienes quieran seguir a esa variable, recomienda los bonos Dollar Linked, que pagan al vencimiento pesos al tipo de cambio oficial. Por ejemplo, uno que hoy vale $97 pesos por bono, si el dólar oficial pasara a valer $130, automáticamente ajustaría a un nivel similar.

Y, si uno viera un escenario inflacionario creciente y quisiera tener cobertura del mismo, tendría que incorporar bonos que ajusten sus precios por CER, o con horizontes más largos, como el PARP o DICP, que capitalizan de la mano de la inflación mensual.

Una variable a la hora de invertir es el momento en el que se toma la decisión.
Una variable a la hora de invertir es el momento en el que se toma la decisión

Invertir: cuestión de timing

Sin embargo, Garay advierte que la elección que se haga depende mucho del momento en el que se haga. Señala, por ejemplo, que "parece haber consenso en el mercado respecto de que el dólar oficial permanecerá sin mayores sobresaltos hasta por lo menos las elecciones generales de noviembre, por lo mientras un Bono como el Dollar Linked tv22 puede ser una opción interesante, un TV21 no parece ser la mejor alternativa.

Por consiguiente, coincide con la otra fuente al considerar que, para obtener cobertura, las opciones de bono que se presentan como más atractivas son posicionarse en CER cortos (como el mencionado TX23) o en instrumentos dollar-linked con vencimiento 2022 (como el también mencionado TV22), que vence en abril próximo.

Así, Garay se atreve a plantear cuatro contextos posibles y arriesga una opción interesante de inversión para cada uno:

1. En un escenario donde los dólares financieros tengan una aceleración en sus cotizaciones, "posiblemente el Gobierno salga a intervenir de alguna forma, pero se le hará más difícil controlar será la inflación", por lo que afirma que, ante esa situación, bonos como el TX22, con rendimientos reales superiores al 2%, aparecen como interesantes alternativas de inversión.

2. Otro futuro que imagina es uno en el que los dólares financieros tengan variaciones similares a las del oficial y la inflación no se acelere más allá de lo esperado. Y, en ese caso, señala que "las Letras a descuento con vencimiento en octubre, noviembre o diciembre son otra opción". Al respecto, menciona que, para tener una idea, el Dólar MEP de equilibrio (es decir la cotización que le empata el rendimiento a la Letra S31D1, con vencimiento el 31/12/2021) es de $197.

"Esto significa que, si invertimos en esta Letra y la cotización del dólar se encuentra por debajo de $197 a fin de año, convalidaríamos una ganancia en dólares", explica.

3. Por otra parte, plantea un tercer escenario en el cual los dólares financieros se disparen, y para este caso sugiere un mix entre el bono TV22 y de Obligaciones Negociables pagaderas en dólares como una buena estrategia.

4. Por último, plantea que "de darse avances concretos en las negociaciones con el FMI o bien un triunfo de la oposición en las elecciones, los Bonos soberanos en dólares posiblemente exhiban buenos retornos". Y opina en este sentido que el GD38 surge como uno de los más interesantes, ya que posee un flujo de fondos que se distingue del resto por su rápido y fuerte incremento del cupón de interés, que en 2023 es del 3,875%, en 2024 se eleva al 4,25% y a partir del 2025 y hasta su vencimiento se mantiene en el 5%. Además, resalta que, junto al GD41, este instrumento cuenta con mejores condiciones legales que el resto de los Bonos Globales.

En tanto, recomienda también posicionarse en Letras de Descuento (LEDES)  o a tasa variable y/o comprar Dólar MEP e invertir los dólares en alguna Obligación Negociable, "siempre de acuerdo al perfil de cada inversor".

Quienes esperan un acuerdo con el FMI tienen un abanico de opciones interesante.
Quienes esperan un acuerdo con el FMI tienen un abanico de opciones interesante

Sector privado y deuda provincial 

Pensando también en bonos del sector privado, Ezequiel Starobinsky, líder de Liebre Capital, observa que, de cara a la elección, "el dólar MEP y el CCL están bajo presión y, en ese sentido, nos parece una buena opción comprar bonos de empresas en dólares, como Cresud, Vista, Pampa y John Deere, que han bajado la tasa, pero rinden alrededor de un 6% u 8% y siguen siendo atractivos para dolarizarse a $168, si es vía MEP, por ejemplo.

El especialista de Liebre abre otro juego interesante en materia de títulos de deuda estatal, pero en este caso, provincial, ya que considera que "otras apuestas con riesgo contenido son los bonos provinciales en dólares de Córdoba 2026 y Mendoza 2029, que pagan el 70% de la inversión inicial de acá a 2024, que es un flujo muy interesante y rinden alrededor de un 11% y 14%".

Otra opción para dolarizarse que recomienda son los GD30 y AL30, que aunque tienen un poco más de volatilidad, están rindiendo alrededor de un 18%, muy interesante en un mundo que no está rindiendo nada, pero tienen flujos muy largos y recién empiezan a cuponear fuerte en 2023.

Al igual que Garay, también menciona el TV22, que está atado a la evolución del dólar oficial, que, "aunque creemos que en un corto plazo no va a subir, esperamos que en algún momento se acelere el ritmo devaluatorio y el Gobierno intentará cerrar la brecha subiendo el oficial".

Y, por último, Starobinsky señala que están los instrumentos que ajustan por inflación, que le han ganado fuertemente al dólar en el último año.

"La inflación sigue alta y no la pueden terminar de bajar. Creemos que para fin de año va a volver la presión sobre la suba de precios", afirma. Destaca que una buena alternativa en este segmento son los LECER, TX22 o TX23, que rinden inflación más 2% o 3% y, para los más arriesgados, recomienda que se pueden posicionar en el TX28, que rinde inflación más 7%, pero son bonos más largos.

Temas relacionados