¿Se extingue el taxi en un año?: así cayó la cantidad que circula y son más caros los impuestos que las licencias

¿Se extingue el taxi en un año?: así cayó la cantidad que circula y son más caros los impuestos que las licencias
El parque de unidades presenta una reducción que no se dio ni en período 2001-2002. La recaudación de los choferes es irrisoria por efecto de los costos
Por Patricio Eleisegui
19.07.2021 11.38hs Negocios

Como nunca antes desde que el servicio se consolidó en la Ciudad, el segmento que componen los taxis atraviesa su peor momento y referentes de la actividad anticipan que, a este ritmo de caída, esta opción de transporte podría desaparecer en algo más de un año.

De los casi 40.000 vehículos que tradicionalmente prestaban el servicio en la geografía porteña, hoy apenas se mantienen operativos poco más de 10.000. Referentes del sector señalan que sólo en los últimos 5 años, el volumen de choferes de las mandatarias pasó de 9.000 a los actuales 772.

El número de choferes en relación de dependencia, detallaron a iProfesional fuentes del rubro, cayó de 24.000 a poco más de 5.600. En el sector señalan que la combinación de factores como la expansión de las "apps" y la menor demanda derivada de la pandemia coloca a la actividad en estado de cercana extinción.

A la par, los taxistas enfrentan subas permanentes en los costos, que van desde los incrementos en los combustibles hasta los pagos que deben afrontar en concepto de verificaciones.

En lo que va de pandemia, estos vehículos apenas si recibieron una prórroga que movió hacia adelante esa obligación, pero con la particularidad de que la excepción sólo rigió para 2020. Dicho pago debe cancelarse este año y terminó por juntarse con la verificación 2021, que no fue movida del calendario más allá de la mínima recaudación que obtienen los taxis hoy por hoy.

"Estamos en una etapa de extinción que las autoridades están tratando de que ocurra en el mayor silencio posible. El año pasado tuvimos 5.700 desafectaciones en términos de licencias. Somos un cuarto de lo que éramos. La pandemia aceleró el proceso de derrumbe que empezó en 2016 con las plataformas ilegales", dijo a iProfesional Marcelo Boeri, titular de Taxistas Unidos.

Sólo en 2020 5.700 titulares de licencias abandonaron la actividad.
Sólo en 2020 5.700 titulares de licencias abandonaron la actividad.

"La caída de la demanda hace inviable la labor para muchos taxistas, que apenas sacan algo en las situaciones de alquiler. El día se cobra de 3.500 a 5.000 pesos. A eso hay que sumarle al menos 1.000 pesos de combustible, también diarios. Hoy un chofer tiene que manejar 14 horas para sacar 1.000 pesos. Eso explica por qué hay tantos coches ‘apilados’ en la puerta de las mandatarias", añadió.

Según Boeri, las aplicaciones dominan hoy una porción del mercado de transporte urbano superior al 50 por ciento. "La demanda que no tenemos tiene que ver con esas empresas. Todas las plataformas, combinadas, suman 100.000 choferes. Y ya no tenés la situación de quien utiliza una sola ‘app’. Hoy la mayoría operan directamente con todas", aseguró.

El directivo comentó que el momento dramático que transitan los taxis se evidencia, también, en la baja en la cotización que exhiben las licencias. "En un momento una licencia llegó a valer 10.000 dólares. Hoy con suerte llega a los 30.000 pesos. Ni siquiera en el 2001 tuvimos una cotización tan baja", afirmó.

Actividad que se apaga

Boeri no titubeó a la hora de hablar de los taxis como "una actividad casi extinta". Fue más allá: "Tanto Transporte como otros organismos quieren que esto se termine en silencio, como algo que se dio de manera natural o por las reglas del mismo mercado".

"Hace 5 años que la Ciudad dice que determinadas plataformas son ilegales. Pero la realidad es que no hacen nada para terminar con esas compañías. Mientras tanto, los taxistas afrontan una caída constante que se intensifica, también, a partir de los costos y requisitos que se deben afrontar", expresó.

Las restricciones que generó la pandemia afectaron de manera dramática la demanda.
Las restricciones que generó la pandemia afectaron de manera dramática la demanda.

Sólo en concepto de verificaciones, los dueños de licencias deberán afrontar este año pagos del orden de los 12.000 pesos.

"Se dan situaciones tristemente insólitas. Hoy, si hacés la compra de una licencia afrontas el pago de un impuesto que vale más que el bien. Tenés que abonarle 30.000 pesos al antiguo dueño y afrontar un canon de 170.000 justamente en concepto de impuesto a la transferencia. Eso también precipita la reducción del sector, combinado con todos los pagos que exige el sindicato. El servicio público de taxis, así como va, quién sabe si podrá resistir otro año", concluyó.

Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído