01.12.2021
DÓLAR
100.00 / 106.00 0.00%
BLUE
198.50 / 201.50 0.25%

El Gobierno busca cambiar la matriz productiva de la industria automotriz

El Gobierno busca cambiar la matriz productiva de la industria automotriz
Busca prohibir la fabricación de vehículos impulsados a nafta y gasoil y reemplazarlos por los llamados de movilidad eléctrica y sustenbles
Por Andrés Sanguinetti
12.10.2021 14.58hs Negocios

Con una complicada relación con las terminales de fondo por la falta de modelos 0 Km, el Gobierno decidió dar a publicidad los principales lineamientos del proyecto que enviará al Congreso para modificar la matriz productiva de la industria automotriz.

Se trata de una iniciativa de promoción de la movilidad sustentable, bajo el cual las autoridades nacionales pretenden generar u$s8.300 millones en inversiones para que la Argentina masifique la producción de vehículos eléctricos y desde el 2041 no se comercialicen más unidades con motores a nafta o gasoil.

El escenario para el lanzamiento en sociedad del proyecto fue la planta de Toyota en la localidad bonaerense de Zárate, donde el presidente Alberto Fernández estuvo de recorrida por la mañana de este martes 12 de octubre junto a Gustavo Béliz, secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, y Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo.

Según sostuvieron los funcionarios durante la presentación, la norma representa una ventana de oportunidad única para reposicionar y ampliar capacidades de la industria automotriz argentina en el mundo, teniendo en cuenta que las proyecciones para el 2030 establecen inversiones y la creación de 12.500 puestos de trabajo en terminales automotrices, con inversiones por u$s5.000 millones; otros 6.000 puestos en sectores autopartistas y desembolsos adicionales por u$s1.500 millones. Además de 2.500 posiciones laborales en fabricantes de baterías e inversiones por u$s1.800 millones.

A este escenario, se le sumarían exportaciones por u$s5.000 millones y un ahorro acumulado en emisiones de gases no contaminantes de 10.7 millones de toneladas de CO2 equivalente a partir del desarrollo de una plataforma automotriz ampliada hacia los vehículos eléctricos; con celda de combustible y nuevas categorías (micromovilidad).

Inserción de nuevos sectores

Para el ministro Kulfas, el proyecto también impulsa la inserción de sectores científicos, tecnológicos e innovadores; dinamiza y robustece al actual tejido autopartista; reposiciona la industria automotriz en el plano regional e internacional y crea fuentes de trabajo novedosas que demandarán nuevas capacidades, profesiones y conocimientos.

Entre los alcances y definiciones de la norma que ahora deberá tratar el Congreso nacional se destacan la creación de un régimen que promoverá diseño, investigación, innovación, desarrollo, producción, comercialización, reconversión y/o utilización de vehículos propulsados por fuentes de energía sustentables y que también promoverá partes, conjuntos y equipos auxiliares en el territorio del país.

"Buscamos cubrir toda la movilidad terrestre, desde livianos, medianos, pesados, de pasajeros, de carga, hasta la micromovilidad y los experimentales", detalló Kulfas durante el acto.

Para lograrlo, el proyecto propone una serie de beneficios tanto para la demanda (público comprador de vehículos), como para la oferta (terminales, e-autopartistas, fabricantes de baterías y cargadores), al establecer mejoras impositivas temporales durante 20 años, con medidas decrecientes en el tiempo para acelerar las inversiones.

Para el titular de la cartera de Desarrollo Productivo, la necesidad de contar con esta ley está enmarcada en convertir a la nueva movilidad en una política de Estado, "para lo cual se dispondrá de un régimen promocional que incluirá beneficios impositivos, nuevas instituciones y financiamiento de largo plazo: sólo una ley puede garantizar la eficacia y sustentabilidad de dicho régimen".

Por eso, y como como parte del mismo proceso, se crea la Agencia Nacional de Movilidad Sustentable, que estará enfocada en hacer cumplir el programa y promover el desarrollo científico, tecnológico y volcarlo al sistema productivo de la movilidad sustentable. También realizará observación y vigilancia de las tendencias internacionales, normativa, certificaciones y cambios tecnológicos que puedan ocurrir en el sector.

Y para manejar el dinero que se destinarán a financiar el programa se constituye el Fondo Fiduciario de la Movilidad Sustentable (FODEMS), que deberá garantizar la disponibilidad y sustentabilidad de financiamiento que requerirá el régimen a lo largo de sus 20 años; se nutrirá de diversas fuentes y los aplicará a la inversión necesaria para la reconversión de la industria automotriz.

En el mismo sentido, Béliz consideró que la Argentina debe hacer su aporte a la lucha global contra el cambio climático y transformarla en una oportunidad para el desarrollo productivo "teniendo en cuenta que la movilidad sustentable es más eficiente e integra energías".

Razones Económicas

Pero detrás de los motivos ambientales, el Gobierno también persigue objetivos económicos al promocionar esta nueva matriz productiva de la industria automotriz.

Según las cuentas que hacen en los despachos oficiales, se genera una oportunidad para fabricar localmente vehículos sustentables, además de sus autopartes, equipos auxiliares y nuevas tecnologías.

Lo mismo ocurre con el mercado externo, a partir de la apertura de exportaciones y de la difusión de nuevas tecnologías que permitan producir baterías para otras aplicaciones; utilizar nuevos materiales livianos, diseñar sistemas de gestión de transporte con big data, aplicar inteligencia artificial al transporte público y de cargas.

Gustavo Béliz y Matías kulfas, impulsores de la ley de movilidad eléctrica parar la industria automotriz
Gustavo Béliz y Matías kulfas, impulsores de la ley de movilidad eléctrica parar la industria automotriz

"Una estrategia de Movilidad Sustentable con enfoque productivo hará que produzcamos más partes y conjuntos en el país y que sustituyamos importaciones", describió Kulfas, para quien también habrá un despliegue importante de la base productiva del que surgirán nuevos fabricantes y se ampliarán las terminales automotrices actuales.

En este sentido, Béliz le agregó razones estratégicas vinculadas con la posibilidad de que los países de la región se conviertan en proveedores de plataformas de movilidad sustentable y de que la Argentina pueda atraer estas inversiones.

"El país cuenta con materias prima claves en abundancia para la movilidad sustentable como son el cobre, litio y energías renovables, además de que puede proveer mercados para el crecimiento de la nueva movilidad como son los de transporte urbano de pasajeros y los vehículos de la administración pública", sostuvo el funcionario.

Del mismo modo, consideró que el país puede también ofrecer su inserción al Mercosur y sus acuerdos automotrices con países clave como Chile y México, en un contexto global donde los países más importantes se están sumando rápidamente a este cambio tecnológico.

En este sentido, las autoridades citan el caso de China, que mantiene una alta participación en la cadena de valor global de baterías y donde los vehículos eléctricos fueron declarados industria estratégica.

También en la Unión Europea, donde en el 2019 se determinó que la producción de baterías es un sector estratégico y se anunció la creación de un fondo de u$S3.500 millones para I+D con inversiones por u$s5.500 millones.

Otro caso es el de Estados Unidos, donde el presidente Joe Biden decretó que el 50% de la producción de autos deberá ser de origen eléctrico en el 2030, con la esperanza de generar más de 600.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

Temas relacionados