Oficial: la Corte Suprema deberá decidir si vuelven las clases presenciales en la Ciudad

Oficial: la Corte Suprema deberá decidir si vuelven las clases presenciales en la Ciudad
La Procuración determinó que la Corte Suprema tiene competencia para tratar la demanda que presentó el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta
Por iProfesional
16.04.2021 21.02hs Política

La Corte Suprema de Justicia recibió este viernes la demanda del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para que no se frenen las clases presenciales y lo giró a la Procuración General de la Nación, que dictaminó que sí es competente para intervenir en la causa.

El máximo tribunal del país no le pidió opinión sobre la medida cautelar, sino para ver si correspondía intervenir y así lo confirmó la Procuración, a cargo interinamente de Eduardo Casal.

Si bien el organismo no tenía plazos para emitir su dictamen, lo hizo en tiempo récord: solo tardó unas horas.

La presentación que realizó el jefe de Gobierno porteño ante la Corte Suprema advirtió que las restricciones impuestas por el presidente Alberto Fernández implican "una virtual intervención federal" sobre la Ciudad, así como también afirmó que "la suspensión de las clases presenciales dispuesta no se encuentra justificada en datos empíricos".

El recurso fue presentado ante el máximo tribunal a las 9:50, es decir diez minutos antes de que se diera inicio a la reunión entre el mandatario nacional y el porteño en la Quinta de Olivos para hablar sobre las diferencias de criterios ante el aumento de casos de coronavirus.

La Corte Suprema deberá decidir uno de los mayores conflictos políticos de los últmos tiempos.
La Corte Suprema deberá decidir uno de los mayores conflictos políticos de los últmos tiempos.

Clases presenciales: qué plantea la demanda de la Ciudad

La acción judicial busca que se declare la inconstitucionalidad del Decreto de Necesidad y Urgencia 241/21 del Poder Ejecutivo Nacional, que comenzó a regir este viernes y que dispone la suspensión de las clases presenciales y las actividades educativas no escolares presenciales en todos los niveles y en todas sus modalidades desde el 19 de abril hasta el 30 de abril inclusive, entre otras medidas.

Puntualmente, la medida cautelar es contra el artículo 2 del DNU e incluye a toda otra disposición o reglamentación dictada en su consecuencia: la Ciudad pide que se le ordene al Estado Nacional que "se abstenga, hasta el dictado de la sentencia definitiva y firme, de llevar a cabo cualquier acto que implique poner en ejecución el Decreto cuestionado".

Al entender del Gobierno porteño, la suspensión de las clases presenciales viola la autonomía de la Ciudad e implica "una virtual intervención federal", ya que afirma que la Nación "se arroga potestades sobre competencias eminentemente locales, en salud y educación".

Además, advirtió que "no es razonable, ya que la suspensión de las clases presenciales dispuesta no se encuentra justificada en datos empíricos, y resulta arbitraria porque obedece exclusivamente a la voluntad de quien detenta el Poder Ejecutivo Nacional".

En ese sentido, la Ciudad aseguró que "por el contrario está científicamente demostrado, en el ámbito internacional y local, que el grado de contagio en establecimientos escolares es mínimo".

También denunció que el DNU "constituye una clara violación al principio de igualdad porque se evidencia una discriminación arbitraria con relación a las restantes provincias, que pueden decidir respecto de la continuidad o suspensión del ciclo lectivo 2021".

La presentación de la Ciudad afirma que las restricciones vulneran tratados internacionales de jerarquía constitucional, como la Convención sobre los Derechos del Niño, que consagra el derecho del niño a la educación, como un derecho progresivo que debe ejercerse en condiciones de igualdad.

"Debe garantizarse la efectividad de los derechos de los niños, niñas y adolescentes que concurren a las escuelas públicas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a la educación y a la salud, amparados por las normas constitucionales y convencionales", subrayó Rodríguez Larreta en la cautelar.

Rodríguez Larreta sostuvo su reclamo por las clases presenciales tras la reunión con Fernández: decidirá la Corte.
Rodríguez Larreta sostuvo su reclamo por las clases presenciales tras la reunión con Fernández: decidirá la Corte.

"Vamos a hacer todo lo posible para que los chicos estén en las aulas"

Horacio Rodríguez Larreta ratificó en la tarde del viernes que hará "todo lo posible para que los chicos puedan estar en las aulas el lunes próximo" tras la reunión que mantuvo con el presidente Alberto Fernández, y remarcó que el mandatario "se comprometió a que la medida será solo por 15 días".

En una conferencia de prensa en la sede del Ministerio de Educación Porteño, Rodríguez Larreta valoró el diálogo con el Presidente pero defendió su decisión de presentar un amparo en contra de la suspensión de clases presenciales, y remarcó que la situación de la pandemia se debe a que "el Gobierno nacional no cumplió con las vacunas que prometió".

"Vamos a hacer todo lo posible para que los chicos puedan estar en las aulas el lunes próximo", aseguró el mandatario porteño y expresó su deseo de que "la Corte Suprema trate lo antes posible" el amparo que presentó la Ciudad contra la medida dispuesta por Fernández desde el 19 hasta el 30 de abril.

En este sentido, Larreta reconoció que, en caso de que el amparo judicial no prospere, no puede precisar si las clases presenciales volverán en mayo y señaló a Fernández al indicar que durante la reunión que mantuvieron "el Presidente se comprometió a que esta decisión es solo por 15 días".

El jefe de Gobierno contó que llevó a la Quinta Presidencial de Olivos los "datos" sobre la transmisión de coronavirus en las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires y remarcó que "hubo menos del 1% de contagios, el 0,89% para ser precisos", al tiempo que agregó: "No sólo no se contagia más en las escuelas, sino que tampoco es lugar de propagación del virus".

"El Presidente coincidió en que las escuelas no son un lugar de contagio pero me transmitió su preocupación de que la llegada a la escuela sea un lugar de contagio, pero también ahí tenemos evidencia de que no es así", afirmó Larreta.

Al respecto, aseguró que "la cantidad de gente que viaja en el transporte público para ir a las escuelas es prácticamente igual a la que viajaba antes del comienzo de las clases. 1 de cada 3 usaban el transporte público antes y al día de hoy es 1 de cada 4".

"En la medida que la pandemia se agrave, lo último que tenemos que cerrar son las escuelas", remarcó el mandatario porteño.

Sin acuerdo: Fernández y Larreta discutieron sobre las clases presenciales en la mañana de este viernes.
Sin acuerdo: Fernández y Larreta discutieron sobre las clases presenciales en la mañana de este viernes.

Polémica por las vacunas

Rodríguez Larreta sostuvo, además, que en el mensaje que dio el Presidente luego de la reunión que compartieron dio "datos que son inexactos" y, tras afirmar que "esta pandemia hay que gestionarla con evidencia y con datos", señaló: "Hoy estamos viviendo esta situación porque el Gobierno nacional no cumplió con las vacunas que prometió".

"Dijeron que en diciembre iban a haber 20 millones de vacunas y hoy solo hay siete millones de vacunas en el país y, en la Ciudad, ya mañana nos quedamos sin dosis para seguir vacunando a los grupos de riesgo. Si hubiesen cumplido, hoy la situación sería muy distinta", disparó Larreta.

Consultado sobre las declaraciones del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, respecto de la derivación de pacientes con Covid-19 de la Ciudad a hospitales de la Provincia, el mandatario porteño aseguró que "históricamente es al revés".

"No tengo dudas de que hay gente de la Ciudad que se atiende en la Provincia, pero la tendencia es contraria. Un 30% de las camas de terapia de la Ciudad siempre han sido ocupadas por gente que viene de la Provincia, es el dato histórico", afirmó Rodríguez Larreta y aclaró: "Es un orgullo para nosotros poder atender a muchos argentinos que lo necesitan y lo seguiremos haciendo".

Sin embargo, evitó entrar en una discusión por la crítica que le hicieron Kicillof y Fernández al deslizar que el jefe de Gobierno se deja influenciar por el ex presidente Mauricio Macri y sentenció: "Desde el principio de la pandemia dije y sostengo que no voy a entrar en discusiones políticas cuando se trata de cuidar la salud de la gente".

Pese a todo ello, el mandatario porteño dijo que rescata "lo positivo" de que se haya dado una reunión con el Presidente y agregó: "Yo siempre valoro el diálogo".

De la conferencia también participó el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, quien respaldó las declaraciones de Rodríguez Larreta en lo referido a las clases presenciales y la contagiosidad.

"Cuando uno mira los datos específicamente de la Ciudad, empezaron las clases el 17 de febrero y los casos empezaron a aumentar cuatro semanas después, ninguna relación", aseguró el titular de la cartera sanitaria, que acompañó a Larreta junto con el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, y la ministra de Educación, Soledad Acuña.

Política en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído