"Libertad para mí y que se jodan los demás, no es libertad"

"Libertad para mí y que se jodan los demás, no es libertad"
Lo dijo la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien destacó la necesidad de tener una visión solidaria frente a la pandemia. Su planteo a la oposición
Por iProfesional
14.06.2021 20.50hs Política

La vicepresidenta Cristina Kirchner pidió dejar "la vacuna y la pandemia afuera de la disputa política y contribuir a que no haya tantos contagios y a que la gente quiera vacunarse" contra el Covid-19, en medio de cuestionamientos a la oposición y a los medios.

En este sentido, la ex mandataria destacó el desempeño de personas jóvenes en los vacunatorios y, en un tiro por elevación contra el discurso que suele exhibir el sector más duro del PRO, indicó: "Muchísimos trabajan ad honorem, ayudando a toda persona que llega, jóvenes por la libertad, pero no la propia, la de los demás, porque libertad para mí y que se joda el resto, no es libertad".

"La verdadera libertad es cuando uno sacrifica su propia libertad a estar abocado a una tarea solidaria", agregó la ex presidenta, y afirmó que lograr que todos se vacunen y que "se pueda salir sin miedo a contagiarse" sería "ayudar a la verdadera libertad".

La ex mandataria pronunció este lunes el discurso de cierre de un acto encabezado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, en la ciudad de La Plata donde inauguró el nuevo edificio del Hospital de Niños Sor María Ludovica.

Cristina y las vacunas

Allí, además de felicitar a Kicillof por la obra y criticar a la administración anterior de la ex gobernadora María Eugenia Vidal, Cristina Kirchner apuntó principalmente a subrayar la importancia de la vacunación, con un mensaje de contenido político.

La vicepresidenta recordó en primer término que en ese hospital se vacunó "cuando era chica" con la Sabin Oral contra la poliomielitis en la década de 1950, tras el derrocamiento del ex presidente Juan Perón, y señaló: "En mi casa, que éramos casi todos peronistas, nunca se nos ocurrió decir no nos vacunamos porque no es el gobierno de Perón".

"Les pido por favor, en nombre de la gente que ya no está, de los trabajadores de la salud, que por favor dejemos la vacuna y la pandemia afuera de la disputa política y contribuyamos a que no haya tantos contagios, a que la gente quiera vacunarse", sostuvo Cristina Kirchner.

"Buscan inocular el odio", acusó Cristina Kirchner.

Previamente, la presidenta del Senado criticó a quienes, según dijo, buscan "inocular odio", y señaló a "los terraplanistas", "los movimientos anti vacunas" y los grupos que meses atrás intentaron tomar el Capitolio de los Estados Unidos.

"Vemos que eso no es una oposición de la democracia, parece que hay algo que escapa y que es la falta de razones y de motivaciones nos hace anclarnos en la irracionalidad", evaluó la dirigente del Frente de Todos.

Y agregó: "Que entre todos los que hacen política, los que no, los oficialistas, los opositores, podamos llegar a un acuerdo básico mínimo; hay cosas que no pueden ser objeto de discusión, no podemos discutir si el sol sale por el Este o si la tierra es redonda o plana, y tampoco podemos seguir envenenando a la gente con que la vacuna es mala".

La vicepresidenta indicó que "este llamado es también a los medios" de comunicación, al tiempo que criticó el rol de algunos de ellos en el marco de la pandemia.

En este sentido, sostuvo que "la irracionalidad y la locura no es un fenómeno contemporáneo, pero el desarrollo que han alcanzado los medios, la comunicación global al instante con el uso de las redes sociales, contribuye también a fenómenos que en la antigüedad podían ser aislados y ahora se producen a escala global e inmediatamente".

"Conozco gente que hoy no está y que no se quiso vacunar porque pensó que la vacuna era una cosa mala", subrayó la vicepresidenta y remarcó: "Debería haber un acuerdo tácito de dejar la pandemia y las vacunas y hacerle caso a los médicos. No pongamos en duda la palabra de los médicos, las vacunas, o la ciencia".

"Con la vacuna vamos a salir y vamos a volver a ser felices", aseguró Cristina Kirchner, al tiempo que destacó como una "campaña de vacunación modelo" la que lleva adelante la gestión de Kicillof en la provincia de Buenos Aires.

Kicillof criticó la gestión anterior

A su turno, el gobernador celebró la inauguración del nuevo edificio del Hospital de Niños Sor María Ludovica tras afirmar que estaba "en un estado de abandono en sus instalaciones, precariedad en términos edilicios que realmente no es lo que se merecen los trabajadores del hospital y los niños y niñas de la provincia".

Kicillof cargó contra la gestión de María Eugenia Vidal.
Kicillof cargó contra la gestión de María Eugenia Vidal.

El hospital remodelado "no tiene nada que envidiarle a ninguna de las instituciones privadas, las más caras, donde hay que pagar cuotas inaccesibles, es un hospital que queda a disposición para todos y todas, gratuito y público", afirmó Kicillof.

En una crítica a la administración anterior, el mandatario puso de relieve que la obra "se dejó de garpe el 11 de agosto de 2019, se neutralizó, pasaron cosas" y afirmó que en total hubo "cinco hospitales" con obras "que estaban prácticamente terminadas y no se quisieron inaugurar para no reconocer el trabajo que se había hecho en el Gobierno de Cristina".

"Llama la atención que los que dejaron pudrir vacunas nos quieran enseñar cómo hay que vacunar, que los que cerraron escuelas rurales, técnicas, cerraron escuelas sin pandemia.

Aquí no cerramos ninguna escuela", agregó Kicillof. Del acto, en el que se destacó que la nueva obra llevó una inversión de 148 millones de pesos, participaron también la vicegobernadora bonaerense, Verónica Magario, el ministro de Salud provincial, Daniel Gollán, y el director del hospital, Eduardo Puzzi.