¿Qué podemos esperar de los pagos digitales de acá a fin de año?

¿Qué podemos esperar de los pagos digitales de acá a fin de año?
En los próximos meses los compradores de la región de América latina seremos testigos de nuevas y modernas opciones de pago con más funciones
Por Moisés Gormes (*)
02.08.2021 10.31hs Tecnología

A medida que el mundo entero se vio obligado a permanecer en sus hogares en 2020, la cantidad de transacciones digitales aumentó a cifras nunca vistas. Esta necesidad y demanda de pagos en tiempo real también surge a medida que las personas con dificultades financieras buscaban acceso a sus fondos con más urgencia.

Para ponerlo en contexto, según nuevos datos de investigación encargados por MasterCard y realizados por Américas Market Intelligence, a raíz de la necesidad de pagos en línea y transacciones digitales sin contacto, el 55% de los consumidores de la región ahora tiene una cuenta bancaria.

Solo en Costa Rica, por ejemplo, las transacciones de transferencia de dinero móvil aumentaron un 700% (SUTEL, 2020), lo que representó 55 millones de transacciones. Algo increíble para este mercado.

Y si queremos sorprendernos aún más, Paygilant revela que el 75% de los bancos en la región ven un aumento en la participación del cliente a través de los canales de banca por Internet, banca móvil, cajeros automáticos, etc. La misma fuente afirma que los servicios financieros móviles en América latina se dispararán en los próximos años, de 580 mil millones en 2019 a más de un billón en 2024.

La realidad es que la industria de los pagos digitales continuara madurando a un ritmo muy acelerado. En los próximos meses los compradores de la región seremos testigos de nuevas y modernas opciones de pago con más funciones mientras la industria nos va preparando poco a poco para la llegada de una sociedad sin efectivo. Veamos entonces, las tendencias que podemos esperar en los últimos cinco meses del año.

Las transacciones digitales crecieron de la mano de la pandemia del coronavirus.
Las transacciones digitales crecieron de la mano de la pandemia del coronavirus.

Los minoristas son cada vez más digitales

Los comerciantes en la región, en su mayoría, respondieron muy bien a la pandemia haciendo la transición al comercio electrónico en la medida que podían, pero el trabajo apenas comienza.

La diversificación de los métodos de pago será el paso crucial el resto del 2021 y el 2022. Mientras los consumidores continúen adoptando el comercio electrónico, veremos una creciente demanda de nuevos métodos de pago digitales que sean capaces de satisfacer las preocupaciones de seguridad y protección de los clientes.

Los pagos con código QR crecerán

Los pagos con Código QR continuarán demostrando su solidez, especialmente en los mercados emergentes, porque son fáciles de usar y económicos de implementar. Se espera que este tipo de pago sea aún más fácil de usar, gracias a las integraciones con billeteras digitales.

Esta opción de pago se volverá cada vez más común y los consumidores la esperarán como un método de pago alternativo tanto en las facturas como en ciertos entornos físicos. Los códigos QR permiten a los consumidores realizar pagos de forma segura desde su propio dispositivo, así como experimentar los beneficios de Open Banking.

Los dispositivos móviles son las nuevas billeteras digitales

Mostrar una tarjeta con chip, deslizar una tarjeta de crédito o ingresar un número de tarjeta de crédito en un dispositivo móvil se está convirtiendo en la nueva norma para muchos usuarios y empresas.

Con los teléfonos inteligentes en manos de la mayoría de los consumidores, no se puede ignorar la gran oportunidad de aumentar oportunidades de venta mediante pagos móviles.

En cuanto a empresas específicamente, veremos como la capacidad de vender y comprar servicios y productos en línea, administrar las cuentas de los clientes o inclusive enviar facturas son algunas de las razones clave por las que las empresas empezarán a adoptar aplicaciones de pago móvil rápidamente.

5G sigue pisando fuerte

La disponibilidad de 5G determinará en gran manera la participación en la economía digital global para muchos, ya que los teléfonos inteligentes, teléfonos celulares y otros dispositivos inalámbricos se convertirán en la única puerta de entrada a Internet para ciertas áreas y poblaciones.

Si bien las aplicaciones específicas de 5G aún están evolucionando, seguramente presentarán algunas oportunidades nuevas para mejorar la experiencia del cliente y brindar a las empresas información más detallada sobre los datos , que ayudará a tomar decisiones comerciales más inteligentes.

Enfocarnos en la Generación Z

Los millennials a menudo son vistos como la generación con más conocimientos digitales, pero en realidad crecieron durante una época en la que Internet todavía era una tecnología primitiva.

Por el contrario, la Generación Z, o aquellos que nacieron entre 1995 y 2015, crecieron con teléfonos inteligentes como juguetes, y es por eso por lo que se los apoda iGeneration. Y cuando se trata de pagos, es esta población de jóvenes nativos digitales la que demanda opciones más nuevas y tecnológicamente avanzadas.

El uso de los códigos QR aumentó en penetración en América latina.
El uso de los códigos QR aumentó en penetración en América latina.

La ciberseguridad se centrará en la prevención y detección de fraudes

A medida que los pagos digitales se generalizan, las instituciones financieras se esfuerzan mucho para reducir continuamente su exposición a delitos financieros. Sin embargo, se debe contar con que la actividad delictiva y el fraude continúen evolucionando durante el próximo año.

Una de las mejores formas para que las organizaciones se protejan a sí mismas y a sus usuarios es mantenerse al tanto de las tendencias actuales en materia de detección de fraude.

Por ejemplo, las filtraciones de datos de los clientes, la falta de talento profesional en ciberseguridad, el despliegue de la automatización de la seguridad y su integración con los sistemas actuales seguirán afectando a los bancos y las empresas de servicios financieros.

La mitigación del fraude está preparada para ser una de las tendencias más cruciales en los meses que vienen. En PayPal, mantenemos las transacciones seguras al no compartir la información financiera completa de los consumidores con los vendedores.

Además, monitoreamos constantemente la actividad sospechosa de la cuenta para frustrar transacciones fraudulentas, cuentas comprometidas, actividad ilegal e infracciones de nuestra Política de Uso Aceptable.

En sólo tres décimas de segundo, evaluamos una transacción en función de todos los datos que tenemos y, al hacerlo, tenemos una de las tasas de fraude más bajas de la industria de cualquier plataforma de pagos.

A medida que miramos hacia el futuro, nos damos cuenta de que habrá un aumento en la cantidad de comerciantes que se expandirán en América latina debido a sus oportunidades de crecimiento exponencial de la mano de los pagos digitales.

Pero para hacerlo, deben asociarse con proveedores de pago que ofrezcan soluciones integrales. Una experiencia de pago sin fricciones ayuda a disminuir el estrés que produce el crecimiento de un negocio y todos los factores que conlleva.

Aquellos que tienen el conocimiento y cuentan con la tecnología relevante del mercado, podrán tener una transición fluida hacia las ventas transfronterizas. Por lo tanto, el futuro cercano de los pagos parece estar tomando forma con ideas y tecnologías innovadoras junto con la creciente oportunidad en regiones como América latina donde el espacio para crecer, probar, y adoptar es inmensa.

(*) Director de pagos de PayPal para México y mercados hispanos.

Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído