Chandon refuerza su plan de negocios y apunta a crecer un 15% este año en la Argentina

Chandon refuerza su plan de negocios y apunta a crecer un 15% este año en la Argentina
La marca líder de la categoría en el país, que viene de presentar su nueva imagen global, apunta a lograr una muy buena performance en el 2021
Por Juan Diego Wasilevsky
04.04.2021 20.48hs Vinos & Bodegas

La industria vitivinícola viene de un 2020 que fue una verdadera montaña rusa: con el cierre durante buena parte del año de restaurantes y vinotecas y sin turismo en las calles, las ventas estuvieron a un paso de desplomarse, pero el consumo en casa fue la gran punta de lanza para el sector, que culminó diciembre con un repunte del 6,5%, marcando además el volumen más alto de los últimos cinco años.

Claro que la categoría que se llevó la peor parte fue la de los vinos espumantes: sin mucho para festejar, sin celebraciones y con distanciamiento social mediante, las burbujas terminaron seriamente castigadas, con una caída del 15%.

¿Por qué nos enfocamos en el 2020? Para marcar un dato que sirve para entender el presente de Chandon: mientras que el negocio de las burbujas caía, la bodega que está cumpliendo 60 años en el país logró cerrar el 2020 casi en los mismos niveles que el período anterior.

¿La clave? La respuesta la tiene Gustavo Perosio, director general de Moët Hennessy Argentina, quien en diálogo con Vinos & Bodegas iProfesional, explicó que "los espumosos que más perdieron terreno fueron los más tradicionales, como los Extra Brut o Brut Nature, que son los más consumidos en fiestas y eventos".

"Pero nosotros tenemos un portafolio más amplio, con dos productos innovadores como Délice y Apéritif, que se vendieron muy bien el año pasado, a lo que se sumó una tendencia muy fuerte en rosados y una excelente demanda de formatos más chicos, para consumir en casa, donde tenemos muy buena presencia también", acotó.

La marca apunta a crecer entre un 12% y un 15% este año

Así, mientras que las ventas de botellas en formato 187cc se elevaron un 30%, dos de las etiquetas más innovadoras de Chandon, como Délice y Apéritif, experimentaron un salto del 40% el año pasado.

Mientras que Délice fue lanzado en 2012 y fue un producto pionero en descontracturar el consumo de espumantes (invitando a olvidarse de la copa con tallo y proponiendo sumarle hielo y darle un giro tipo coctelería), Apéritif se propuso captar un nuevo universo de consumidores.

De hecho, fue uno de los lanzamientos indiscutidos del 2019: fue el primer espumante bitter de la Argentina, que tomó la esencia del vermouth francés pero dándole un giro, sumando un toque argentino (naranjas orgánicas de Entre Ríos) y un mix de especias y hierbas de diferentes partes del mundo.

Y el público respondió. De hecho, el suceso fue tal que esta etiqueta comenzó a exportarse a Francia. Sí, el epicentro de las burbujas. "Cuando una de las seis bodegas del grupo tiene una innovación, la producción se mantiene en el país donde se creó y desde allí se abastece a otros mercados. Por eso ahora estamos exportando a Estados Unidos y a Francia. Para nosotros, además de ser un orgullo, marca un hito; poder desembarcar con un producto hecho en Argentina en el lugar que dio origen a la compañía es algo realmente importante", agregó el directivo.

Y fue con esta punta de lanza que la bodega logró el mejor diciembre en siete años en cuanto a ventas en el mercado interno y que le permite a la compañía proyectar un 2021 incluso mejor que el año pasado.

"Un dato muy positivo es que las ventas fueron tan fuertes en diciembre que quedó muy poco stock en el mercado. Entonces, estamos viendo que la tendencia con la que cerramos el 2020 se mantuvo en el primer trimestre que acaba de concluir. Así que las perspectivas hacia adelante son de crecimiento; incluso, estamos revisándolas hacia el alza: trabajamos con la idea de cerrar el año con un alza interanual de entre el 12% y el 15%", subrayó.

Si bien Chandon vive un muy buen presente, Perosio advirtió que el contexto económico de los últimos años golpeó a la categoría, que en 2015 llegó a alcanzar un pico histórico de ventas, alcanzando las 60 millones de botellas vendidas.

"La industria en su conjunto perdió terreno, algo que también sucedió con el vino, pero las burbujas caen más rápido cuando hay épocas de crisis. Sin embargo, confiamos en que la categoría retome el impulso y que antes de los 10 años se vuelvan a repetir esas cifras en la Argentina", apuntó.

Chandon: cambio de imagen

Una de las grandes apuestas de la bodega es el cambio de imagen que puede verse ahora en cada etiqueta de Chandon, en las que lo primero que salta a la vista es el logo con orientación vertical, con letras más impactantes y que recorren toda la botella.

Chandon avanzó con un cambio de imagen a nivel global 

"El último cambio había sido hace más de diez años y fue muy sutil. De hecho, el packaging prácticamente no había sufrido grandes modificaciones en las últimas dos décadas y estábamos dejando de ser modernos. Ahora, realmente sentimos que la estética es la que el vino se merece

De cara a lo que viene, el directivo de Chandon anticipó que "se viene un trabajo fuerte en comunicación, en dar a conocer lo que somos como bodega. Por ejemplo, certificamos que tenemos productos vegan friendly y libre de gluten. Además, este año recibimos el certificado de bodega sustentable. Son pasos clave que tienen que ver con nuestra visión como empresa".

Vinos & Bodegas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído